La solución a la ecuación, es la educación